WhatsApp

Juguetes sexuales

Los juguetes sexuales, también conocidos como juguetes para adultos, son artículos que las personas usan para obtener más placer durante el sexo o la masturbación. A veces, los juguetes sexuales tienen un propósito médico, como ayudarte si tienes disfunción sexual (problemas sexuales) o problemas médicos. Hay muchos tipos diferentes de juguetes sexuales y la gente los usa por muchas razones o para mejorar la vida sexual con pareja o también para descubrirse de forma individual.

Que son los juguetes sexuales

juguetes-sexuales

Es perfectamente normal usar juguetes sexuales, pero también es normal si no quieres usarlos. Esta es una decisión personal y todos somos diferentes. Mientras utilices los juguetes sexuales de manera segura, no hay ningún daño en usarlos.

 

Diferentes tipos de juguetes sexuales

Tienes una variedad de juguetes sexuales para elegir, algunos de los más comunes son:

- Vibradores (o masajeadores sexuales):

son objetos que vibran (se mueve continuamente) para estimular tus genitales u otras partes del cuerpo: para el sexo anal, el clítoris, la vulva, la vagina, el pene, el escroto, los testículos, los pezones y el ano. Hay muchas formas y tamaños de vibradores. Algunos se pueden insertar en la vagina o el ano y otros se pueden usar fuera del cuerpo.

- Consoladores o dildos:

son objetos que se introducen en la vagina, el ano o la boca. Los consoladores vienen en muchas formas y tamaños, pero por lo general tienen la forma de un pene. Algunos parecen penes reales, otros tienen formas diferentes. También pueden tener una forma ligeramente curva para ayudar a estimular el punto G o la próstata.

- Bolas Chinas (también conocidas como Bolas Ben Wa, Bolas Kegel, Bolas Vaginales):

Se introducen en la vagina y pueden ayudarte a realizar ejercicios de Kegel para tonificar y fortalecer los músculos pélvicos (suelo pélvico). Las bolas chinas suelen ser pesadas, por lo que debes apretar la vagina para mantenerla dentro. Algunas son huecas con bolas más pequeñas en el interior que ruedan y rebotan a medida que te mueves. Puedes obtener más información en: Bolas chinas

- Juguetes anales:

son diseñados especialmente para estimular y/o penetrar en el ano. Los juguetes anales incluyen tapones anales o bolas anales, masajeadores de próstata y consoladores con base ancha. Para usar un juguete sexual anal de forma segura, necesitarás usar mucho lubricante, ya que, a diferencia de la vagina, el ano no se lubrica solo y la inserción de cualquier juguete sexual puede ser muy dolorosa.

- Arnés sexual ("strap-on" en inglés):

Es una prenda que, cuando se usa, sostiene una funda para el pene, un dildo u consolador u otro juguete sexual a tu cuerpo. Algunos se usan como ropa interior o como los suspensorios (ropa interior protectora que usan los deportistas para proteger sus genitales). Hay otros que se pueden usar en otras partes del cuerpo, como en los muslos.

- Anillos para el pene:

son anillos que se colocan alrededor del escroto y/o del pene. Cuando el pene está erecto (duro), el anillo ralentiza la circulación sanguínea. Esto puede hacerte sentir más placer, o que el pene se ponga más duro y tus erecciones duren más. Algunos anillos para el pene tienen pequeños vibradores para estimularte a ti o a tu pareja. Tenemos un artículo dedicado a este tema, léelo aquí

- Mangas (también conocidas como mangas para la masturbación, mangas para el pene):

Estos son tubos finos y suaves donde introduces el pene. Las mangas vienen en muchas formas y tamaños con diferentes texturas en el interior para bridarte más sensación. Algunos incluso vibran y succionan.

 

Como elegir el juguete sexual adecuado

Hay tantos tipos de juguetes sexuales y tantas formas de usarlos que puede ser difícil saber por dónde empezar. Una buena manera de aprender más sobre los juguetes sexuales y lo que podría funcionar para ti es ir a un sex shop y preguntar a las personas que trabajan allí sobre los juguetes sexuales que venden. También puedes probar uno que te parezca interesante y ver qué sucede. Así descubres si los juguetes sexuales no son para ti, y eso está totalmente bien.

La cuestión es que hay un montón de opciones para todos los cuerpos y diferentes tipos de sexo. Trata de probar con lo que más se te acomode y te sientas a gusto.

En la web de MASCONDON o en nuestro WhatsApp te espera un espacio fiable para que te sientas seguro y no temas en abordar el tema de los juguetes eróticos. Atrévete con nuevas experiencias que puedes compartir solo o con tu pareja. En nuestra tienda online somos 100% discretos en los envíos.

 

¿Es bueno usar los juguetes sexuales con tu pareja?

Aunque todavía se habla poco de ellos, lo cierto es que los juguetes sexuales te permiten y ayudan a conocerte a ti mismo, saber cuáles son tus zonas más sensibles, descubrir lo que te gusta y lo que no te gusta.

Es un MITO que los juguetes eróticos sustituyen a la pareja o que existe alguna carencia personal o del vínculo en pareja. Los juguetes son perfectamente válidos en una relación y pueden ser el complemento perfecto para fortalecer las relaciones sexuales si se utilizan adecuadamente.

Debemos ser conscientes de que, con el tiempo es importante reinventar nuestra relación y dar el empujón necesario para evitar quedar atrapados en la rutina sexual habitual y se generen nuevos estímulos. Solo es cuestión de discutirlo previamente con tu pareja y decidir cómo introducir el mundo de los juguetes sexuales en tu relación.

- Encuentra un momento adecuado para hablar con tu pareja. Necesitan poder hablar de ello abiertamente, y esa conversación debe basarse en nuevas elecciones y experiencias para vivir la sexualidad de manera diferente y salirse de “lo normal”.

- Elegir el juguete sexual que quieren experimentar. Si deciden comprar un juguete erótico, como el proceso de compra, úsenlo siempre en juntos, no individualmente o en secreto, sino para explorar entre ambos.

- Comprar en una tienda especializada en sexo. Ir a una sex shop donde te brinde una atención personalizada es importante, para que se logre una compatibilidad con los juguetes sexuales y puedan integrarlos de forma natural a su estilo de vida y de relación.

 

Como utilizar adecuadamente los juguetes sexuales

La higiene adecuada con los juguetes sexuales y claramente, contigo mismo, es importante y necesaria para evitar la propagación de enfermedades de transmisión sexual. Una persona con una ITS que usa un juguete sexual deja fluidos corporales en él que después transfiere a otra persona.

Poner condones a los juguetes sexuales es otra forma más segura de mantenerlos limpios y prevenir las ITS. Asegúrate de cambiar el condón antes de que el juguete sexual toque los genitales de otra persona.

Para saber cómo limpiar y cuidar mejor tu juguete sexual, lee las instrucciones que vienen con él o consulta a los asesores de la sex shop.

También es importante que cualquier juguete anal tenga una base ancha o alguna forma de evitar que se mueva hacia adentro. Si un juguete sexual se va muy adentro del ano, tanto que ya ni lo logras tocar, es posibles que debas consultar a un enfermero o un médico para que lo retire.

 

Como lubricar correctamente mis juguetes sexuales

Siempre recomendamos agregar lubricante a tus relaciones sexuales. Al elegir, es necesario y muy importante comprender las propiedades de la composición lubricante. Los lubricantes a base de agua son compatibles con todos los juguetes sexuales y condones.

Los lubricantes a base de silicona no son compatibles con todos los juguetes (a menos que sean de metal, vidrio, PVC y ABS), por lo tanto, si no has identificado correctamente el material del que está hecho el juguete sexual que estás utilizando, no se recomendamos este agente lubricante, de lo contrario, el juguete podría dañarse.

Si quieres saber más sobre los lubricantes sexuales, visita nuestra categoría: Lubricantes sexuales

 

Leer más
  • Hombre

    Hombre

    Bienvenidos al maravilloso mundo de los Juguetes Sexuales Masculinos

    A pesar de que la historia de los juguetes sexuales se remonta al siglo V a.C. donde se estampó una imagen, en un vaso griego, de una mujer siendo penetrada por un consolador; no ha sido hasta la actualidad que hemos conseguido alcanzar un auge en el uso y comercialización de los juguetes sexuales, gracias a la fama adquirida por el satisfyer.

    Pero, pese a los siglos de historia de estos artículos, a día de hoy no todos son tan conocidos y normalizados. Todos sabemos de la existencia de vibradores, consoladores, succionadores, pero, ¿conocemos realmente el amplio abanico de opciones de juguetes sexuales para hombres? En este post os queremos mostrar la gran variedad que existe para que ellos también sean partícipes de nuevas sensaciones en la cama.

    Podemos dividir estos juguetes sexuales masculinos en dos grupos: aquellos que se utilizan para autosatisfacerse y, por otro lado, los que se pueden utilizar en pareja.

    JUGUETES SEXUALES PARA LA AUTOSATISFACCIÓN

    Esta es la categoría más amplia. Encontramos desde la conocida muñeca hinchable, con infinidad de versiones (un ejemplo es ​este producto​), hasta distintas formas del cuerpo utilizadas para la masturbación:

    • Vaginas y anos

      se trata de moldes de silicona que simulan estas partes de la anatomía para realizar una masturbación más realista. Existen infinidad de modelos, pero uno de los más básicos que tenemos es ​esta vagina​.

    • Bocas y manos

      similares a los anteriores, pero con distinta forma, siempre muy realista. Se consigue una penetración rápida, suave y muy placentera.

    • Masturbadores

      los más comunes son los huevos masturbadores, como ​estos de la marca Tenga Egg​, que tienen distintos modelos, con diferentes tipos de estrías cada uno, para conseguir varias formas de placer.

    • Vibradores

      masajeadores del punto P, que consiguen potenciar los orgasmos. Pueden ser usados de manera individual o en una relación de pareja, como ​este vibrador​ de la marca Lelo.

    JUGUETES SEXUALES PARA USAR EN PAREJA:

    • Anillo vibrador

      en una relación heterosexual consigue potenciar la erección del pene y retrasar la eyaculación, y además, gracias a su vibración, estimula el clítoris, vamos, ¡un todo en uno!

    • Extensores de pene

      se trata de una funda para el pene, que aumenta su tamaño y a la vez la satisfacción para ambos, gracias a sus rugosidades. Un ejemplo es ​esta funda extensora​.

    • Satisfyer

      la estrella de los juguetes sexuales para ella, tiene contrincante en el mundo de los juguetes sexuales masculinos, como ​este producto​, ideal para utilizar en pareja y que ofrece placer para ambos.

    • Estimuladores de próstata

      son productos pensados para el total disfrute masculino, masajean desde el punto G hasta los testículos, pasando por el perineo, ¿qué más se puede pedir?

    Si te ha surgido curiosidad por la infinidad de opciones que te presentamos, puedes pasarte por nuestra tienda online y elegir el juguete que más se adapte a tus necesidades, sea cual sea, estamos seguros que descubrirás un mundo de placer que no querrás abandonar jamás.

  • Arnes sexual

    Arnes sexual

    Antes de usar un arnés sexual, nuestra principal recomendación es mantener una comunicación continua y abierta con tu pareja, es importante que se sienta cómodo(a) usando un strap-on y lo hayan discutido con antelación. Después de eso, ahora, recuerda las siguientes recomendaciones para utilizar un arnés durante el sexo

    ¿Cómo poner un arnés sexual?

     

    Puede utilizarse para la penetración vaginal o anal. Primero debes elegir si prefieres un estilo que se ajuste a la cintura y/o glúteos, o, por el contrario, crees que será más cómodo usar uno de los estilos que se muestran en forma de ropa interior. 

    - Arnés con dos correas una que debes ajustar alrededor de la cintura y otra que pasa por el ano.

    - Arnés con correa para ajustar igual alrededor de la cintura y otras para ajustar en los glúteos y/o piernas.

    - Arnés que luce como una prenda de ropa interior y cuenta con el consolador incorporado.

    Luego, después de esa primera característica, debes de determinar si es de doble penetración, o si el consolador es hueco para poder insertar tu pene en él.

    Básicamente la mayoría de los arneses sexuales son ajustables y se pueden usar a la altura de la pelvis y la cintura, debes saber hacia dónde va el consolador luego fijarlo en la pelvis y ajustar el resto de las correas. Puede usarlo desnudx según como desees o puede usarlo con ropa interior.

    Es importante que las correas del arnés no estén hechas de plástico, elástico u otros materiales que sean débiles o causen molestias. Las correas de cuero o cuero sintético son ideales porque son fuertes y no cederán. Además, cuanto más anchas sean las correas, mejor sujetaran, evitando posibles daños en las caderas o muslos.

    arnes-erotico

    Tipos de arnés para el sexo

     

    - Arnés sexual con hueco en el dildo: son arneses con consoladores huecos que permite introducir el pene en el dildo, estos sirven para aumentar el tamaño unos centímetros o ayudar a quienes tienen problemas de erección.

    - Arnés sexual doble penetración: diseñado para utilizarlo dos personas con vagina, porque brinda la posibilidad de introducir dos consoladores: uno se introducirá en la vagina de quien lleva el arnés sexual y el otro penetrará a la pareja. De esta forma, ambas partes pueden disfrutar simultáneamente de la penetración en las relaciones sexuales.

    - Arnés sexual vibrador: generalmente el consolador es hueco, lo que lo hace muy adecuado para la penetración de hombre a mujer, sin embargo, su material suele ser rígido pero flexible y se puede utilizar para el sexo lésbico. Las posibilidades son infinitas, si combinamos el arnés sexual con el vibrador, el rey de los juguetes sexuales, el placer sexual será inimaginable.

    - Arnés sexual con anillos intercambiables: son perfectos para quienes inician en el mundillo de los arneses sexuales porque el tamaño de cada consolador se puede variar. Al principio, un tamaño estándar te vendrá bien, pero con el tiempo puedes experimentar más, además de los consoladores anales, también puedes probar dildos de diferentes texturas, tamaños, grosores y longitudes.

    - Arnés hueco con pene realístico: son arneses muy típicos en los que se pueden intercambiar roles en las relaciones lésbicas (pero también heterosexuales).

     

  • Sexo anal

    Sexo anal

    En Roma, emperadores como Marco Antonio o Augusto César tenían amantes masculinos, pero la vida cambió por completo cuando llegó el Oscurantismo a Europa, y desde entonces se ha buscado por todos los medios erradicar esta práctica sexual.

    La historia del sexo anal

    Con el surgimiento del cristianismo, el sexo anal se consideró antinatural y se condenó porque no permitía la reproducción. Sin embargo, muchos años después, el Renacimiento, movimiento cultural surgido en Europa en los siglos XV y XVI, marcó el “renacer” de los valores e ideales clásicos tras la Edad Media, y trajo consigo un gran progreso en la ciencia y una mayor humanidad. El sexo anal dejó de ser condenado, y muchos lo utilizaban como una forma de conservar su virginidad y evitar el embarazo. Escritores como el Marqués de Sade, Bocaccio, Petronio o Chauser lo describieron en diferentes obras y así dejó de verse como antinatural para convertirse en un juego erótico.

    sexo-anal

    ¿A las mujeres les gusta el sexo anal?

    Podría decirse que el sexo anal es una de las fantasías más comunes de los hombres, sin embargo, una investigación publicada en Psychology Today encontró que las mujeres que practican sexo anal experimentan más orgasmos, aunque no necesariamente por este tipo de penetración, sino por un alto nivel de actividad sexual general que incluye esta práctica conjunta con otras.

    También aseguran que el sexo anal es satisfactorio para las mujeres porque hay muchas terminaciones nerviosas alrededor del ano, incluso más que en la vagina, es decir, hay más sensibilidad y más excitación si se practica bien.

    Tenemos que tener en cuenta que no todas las mujeres son iguales, algunas mujeres encuentran doloroso el sexo anal, algunas mujeres lo encuentran placentero, todo depende de la fluidez, de la experiencia, de la comunicación y de la información que se tenga sobre el sexo anal.

    Aprender sobre nuestros cuerpos y los placeres que producen ciertas partes lo hace mucho más interesante. Por eso debemos informarnos, y más importante aún, si se trata de una relación sexual con tu pareja, se debe conversar de la manera más abierta posible, tener mucha confianza y encontrar el momento ideal para hacerlo.

    ¿Es malo hacer sexo anal?

    El sexo anal es saludable y seguro, ya sea que lo realices una vez o durante mucho tiempo. Al igual que con el sexo vaginal, existe un poco riesgo, a largo plazo, de sufrir incontinencia (dificultad para contener la orina o las heces hasta que puedas ir al baño) o prolapso.

    Siempre y cuando se tomen ciertas precauciones y se haga correctamente, tener sexo por el ano es inofensivo y no está mal.

    • • En caso de que tengas hemorroides, puede empeorarlas.
    • • Provoca micro desgarros, que también se producen durante el coito vaginal. Lo más importante para evitar un desgarro severo es usar mucho lubricante.
    • • El contacto oral-anal puede derivar en parásitos intestinales y hepatitis, por lo que la higiene es muy importante.
    • • Nunca pases de la penetración anal a la vaginal sin cambiar el condón. La materia fecal puede causar infecciones vaginales graves.

    Además de la técnica, hay una serie de consejos que hay que seguir para evitar riesgos al momento de practicar sexo anal. Se debe prestar especial atención a la higiene. Además, usar preservativo en todo momento es clave para evitar ITS.

    Como preparar tu cuerpo para tener relaciones sexuales anales

    Si decides probarlo, tenemos una lista de consejos para ayudarte a disfrutar al máximo el sexo anal:

    1. Relájate y mantén tranquilidad

      Si nunca has hecho esto antes, o tienes muy poca experiencia en el tema, es mejor no tener sexo anal en un encuentro casual y rápido. Una actitud relajada y tranquila es fundamental si quieres sentirte bien y disfrutarlo. Debido a la tensión y al tener los músculos contraídos, la penetración se hace mucho más difícil y puede causarte dolor.

      La penetración también debe ser lenta y detenerse al sentir dolor, ya que lo más importante es que los dos disfruten. Pensar que vas a pasar un buen rato con tu pareja sexual te relajará.

    2. Utiliza siempre un lubricante diseñado para el sexo anal

      ¡Este es un punto que nunca puedes olvidar! En el coito vaginal, la vagina se lubrica por si misma con la excitación, lo que ayuda a que la penetración sea más suave y placentera. Pero el esfínter anal no se lubrica solo, lo que significa que el lubricante te ayudará a relajarte y minimizar el riesgo de causar dolor o lesión.

      En el mercado se pueden encontrar lubricantes a base de agua o silicona, e incluso lubricantes analgésicos que pueden ayudar a aliviar el dolor durante la penetración anal. Asegúrate de usar un lubricante diseñado para el sexo anal.

    3. Estimula la zona antes de la penetración

      No vayas directamente a la penetración, estimula la zona antes para aumentar la excitación y ayudar a que el ano se dilate un poco. Puedes probar primero con los dedos o un juguete sexual previamente lubricado e introducir lentamente para garantizar el placer.

    4. La higiene es básica y fundamental

      Honestamente, uno de los mayores temores de esta práctica es la posibilidad de un accidente y “ensuciarse”. No podemos olvidar que las heces salen por el ano, así que es fundamental tener una buena rutina de higiene antes, durante y después de la práctica para evitar infecciones y experiencias desagradables.

      Aun así, es bueno que sepas que siempre existe el riesgo de un accidente, por lo que siempre es recomendable llevar contigo toallitas húmedas o toallas. En nuestro artículo ¿Cómo hacer una limpieza para hacer sexo anal? te explicamos cuáles son esas claves importantes para las medidas de higiene en el sexo anal.

    5. Controla el ritmo de la penetración

      Si es la primera vez, es importante controlar el ritmo de penetración. Las paredes anales no son tan flexibles ni se dilatan como la vagina, por lo que los movimientos deben ser más delicados. La comunicación es básica en este punto: si sientes dolor durante la penetración, habla y pide a tu pareja que disminuya la velocidad. Se deben evitar las penetraciones rudas, ya que pueden causar molestias y dolor.

    6. Mastúrbate

      Si tienes miedo de practicar el sexo anal, pero realmente quieres intentarlo, una excelente manera de relajarte es practicar primero con un juguete sexual o con tus propios dedos. Puedes hacerlo a tu ritmo, sin presión y sin dolor, limpia la zona previamente y usa siempre lubricante. Así puedes saber si realmente puedes disfrutar del sexo anal, si obtienes placer y animarte a probarlo en pareja.

    Ten presente cuál es la mejor posición para el sexo anal

    Si bien existen muchas posturas en las que puedes practicar el sexo anal, sin embargo, la más recomendada para los principiantes es la ya conocida como la posición “Del perrito”. La entrada del pene será más directa y puedes controlar mejor los movimientos, la velocidad o el ritmo, y cambiarlo dependiendo el gusto de ambos.

    ¿Es normal sangrar después de tener sexo anal?

    Puede ocurrir de vez en cuando porque el tejido rectal y el área alrededor del ano son muy sensibles, y el sangrado post sexo anal puede ser causado por demasiada fricción o comportamientos bruscos que provocan pequeñas fisuras que generalmente se curan solas, pero que debes de prestarle atención.

    Los desgarros, heridas o hemorragias por sexo anal es un riesgo que puede derivar en problemas graves si no has usado la protección adecuada. Recuerda que el ano es mucho más estrecho que la vagina y no se puede penetrar con la misma fuerza, hay que hacerlo poco a poco, sin prisas y utilizando siempre un lubricante o gel específicos para el sexo anal. En caso de que el sangrado persista o sea abundante, no lo dejes pasar y consulta con tu médico para determinar el origen del sangrado.

    Cuáles son los riesgos de tener relación sexual anal

    El área anal y rectal es sensible y puede fisurarse cuando se penetra, favoreciendo la entrada de bacterias o provocar hemorragias. Además, la mucosa rectal tiene una capacidad de absorción considerable, lo que aumenta la propagación de infecciones.

    De esta forma, además del VIH, también se pueden transmitir otras infecciones de transmisión sexual (ITS) como la gonorrea, las hepatitis (A, B y C), la sífilis y el herpes genital, estas dos últimas a través del contacto piel con piel. También, cuando se practica sexo anal sin condón, parásitos como Giardia pueden transmitirse a través de las heces rectales, provocando una infección en el intestino delgado cuyos síntomas principales son diarrea, amebas intestinales y bacterias como E. Coli que causan insuficiencia renal y hasta la muerte.

    Como reducir los riesgos de contagios del SIDA

    Recordemos que el SIDA es una enfermedad causada por el daño que genera el virus del VIH al sistema inmunológico. El virus ingresa al cuerpo a través de lesiones o heridas en la piel y las membranas mucosas (como el interior de la vagina, el recto y la abertura del pene).

    Si bien el uso adecuado del preservativo es el principal método para practicar el sexo anal de forma segura, también se pueden incluir otros hábitos para evitar las ITS.

    Para prevenir la transmisión del VIH, se pueden tomar medicamentos y realizar tratamientos, como:

        • • Profilaxis Preexposición (PrEP): Este tratamiento está indicado para personas VIH negativas que tienen un alto riesgo de contraer el VIH. Se puede reducir hasta en un 90%, sin embargo, deben utilizar otros métodos de prevención, como el condón.
        • • Profilaxis posexposición (PEP): Se usan en casos de emergencia y deben tomarse dentro de las 72 horas posteriores a la relación sexual. En este tratamiento, se administran medicamentos antirretrovirales para prevenir la infección después de una posible exposición al virus.

    También existen tratamientos, como la terapia antirretroviral (TARV), que se pueden usar durante la infección y pueden disminuir el virus en la sangre. Este tratamiento puede reducir el riesgo de transmisión a parejas VIH negativas hasta en un 96%.

  • BDSM

    BDSM

    Iniciación al BDSM

    Seguro que alguna vez has escuchado hablar de alguna de las disciplinas que engloban las siglas BDSM, si aún no las conoces, te las presentamos, se trata de Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo. A pesar de que mucha gente piense que son técnicas sexuales para depravados, nada tiene que ver con la realidad. Se trata de diferentes formas de disfrutar de un encuentro sexual, en el que ambas partes son conscientes de lo que están haciendo y encuentran excitación en las prácticas. Entonces, ¿qué problema hay? ¡Ninguno!

    Lo que queremos conseguir con este artículo es que conozcas brevemente cada una de las disciplinas y que sepas los primeros pasos que debes seguir si te animas a probar alguna. Así que, mente abierta y bienvenid@ al mundo del BDSM.

    ¿En qué consiste cada una de las disciplinas del BDSM?

    A pesar de ser diferentes técnicas sexuales, se agrupan debido a que tienen algo en común: todas ellas buscan la satisfacción sexual en el intercambio de poder mientras dura la práctica. Aunque en cada una de ellas se lleva a cabo de diferente forma.

    • Bondage: consiste en inmovilizar el cuerpo de otra persona mediante cuerdas, lazos, esposas o todo lo que se te pueda ocurrir.

    • Disciplina: se establecen una serie de normas que la persona que se encuentra en el papel de sumisión debe acatar. En caso contrario, se le someterá a una serie de castigos con el fin de conseguir corregir estos fallos.

    •  Dominación: es el rol, dentro de la disciplina, que controla la situación. La persona dominante encuentra la satisfacción en imponer sus normas sobre el sumiso y castigarle en el caso de que este no acate sus indicaciones.

    •  Sumisión: unida a la disciplina anterior, no puede existir una sin la otra. En este caso, la persona que interpreta el papel de sumiso es aquel que acata las órdenes, deseos y voluntad del dominador.

    • Sadismo: este nombre viene dado por el Marqués de Sade, el cuál estuvo gran parte de su vida en la cárcel debido al abuso y tortura que infligía hacia sus doncellas. Esta técnica consiste en sentir placer sexual ocasionando algún tipo de sufrimiento en otra persona. Esta disciplina no tiene que ver con ningún tipo de violencia ya que ambas partes son conscientes de la realización de las diferentes acciones y las aceptan.

    •  Masoquismo: disciplina ligada directamente al sadismo, ya que se trata de la satisfacción al recibir algún tipo de dolor, ya sea físico o psíquico. También se consigue la excitación mediante la dominación, humillación y sometimiento.

    Consejos para adentrarse en este tipo de prácticas sexuales

    Lo primero que debes tener en cuenta antes de poner en marcha alguna de estas disciplinas, es que debe tratarse de una relación de consentimiento mutuo, donde ambas partes están de acuerdo en llevar a cabo este tipo de prácticas sexuales. Es aconsejable, además, que la persona que escojas como compañera para este tipo de excitación sexual sea alguien de plena confianza. Ambos debéis tener la mente abierta, imaginación y, sobre todo, muchas ganas.

    Tenéis que fijar unos límites y es importante determinar una palabra de seguridad, para utilizarla en cualquier momento en el que no estéis a gusto con el camino que está siguiendo el encuentro.
    Intenta evitar la práctica de estas disciplinas con todas aquellas personas obsesionadas con su rol, puede llegar a resultar peligroso.

    Y, por último, antes de empezar, debes equiparte bien, existen artículos y juguetes sexuales especialmente diseñados para las diferentes prácticas del BDSM, desde esposas y otro tipo de objetos de agarre, hasta fustas, máscaras, y conjuntos de cuero. Puedes ver todos nuestros artículos relacionados con estas disciplinas, aquí. Escoge los que más se adapten a tus gustos y ¡comienza a disfrutar del BDSM!

  • Esposas

    Esposas

  • Vibradores

    Vibradores

    Vibradores para mujer, ¿cómo elegir el adecuado?

    Un momento clave en la vida sexual de toda mujer aparece en el instante que debe tomar la decisión de escoger un vibrador. Empieza la búsqueda y te topas con infinidad de formas, tamaños, usos y modelos. ¿Con cuál te quedas?

    No te preocupes, hemos venido al rescate, te contamos todo lo que debes considerar a la hora de optar por un vibrador u otro.

    ¿Qué características debemos tener en cuenta?

    El primer punto importante a la hora de escoger el vibrador adecuado es preguntarnos ¿qué estamos buscando? Dependiendo de la zona que queramos estimular, necesitaremos un tipo de vibrador u otro, como veremos, extensamente, más adelante.

    También es básico considerar su estética, y es que un vibrador tiene que gustarnos y atraernos sexualmente, por supuesto. Y un secreto chicas, en cuanto a vibradores, ¡el tamaño sí importa! Así que escoged el que más se adapte a vuestras necesidades, ya me entendéis. Aunque, esta característica no siempre es tan importante, lo básico es la vibración.

    Seguimos con el listado de cualidades que debemos tener en cuenta, así que toma nota, es interesante que disponga de varias velocidades y opta, preferiblemente, por un modelo que no haga mucho ruido, para poder utilizarlo sin ningún problema donde te apetezca. No se trata de una compra para escatimar en gastos, es importante hacerte con uno de calidad, fabricado a base de un material higiénico, que no irrite las zonas íntimas, los más aconsejables son los de silicona médica. Pero no te preocupes si tu presupuesto es reducido, existen vibradores aptos para todos los bolsillos.

    Por último, otra gran pregunta a responder antes de escoger tu vibrador, ¿lo vas a utilizar sola o acompañada? Por lo general, todos los modelos son versátiles y se pueden usar en ambas situaciones, pero hay algunos más adecuados para jugar en pareja y otros para disfrutar tu sola. Diferentes tipos de vibradores para mujer, ¿cuál prefieres?

    Ahora que ya tienes claras las cualidades que debe presentar tu vibrador, es momento de elegir el modelo. ¿Qué buscas exactamente? Existen para todos los gustos y colores, de diferentes tamaños y para diferentes zonas de estimulación.

    Premio al vibrador más famoso del año

    Si aún no tienes un estimulador de clítoris, no sabes lo que te estás perdiendo. Y es que lo que cuenta la leyenda es totalmente cierto, placer sin límite, en solitario o en compañía. No esperes más para incluirlo en la Carta de los Reyes Magos.

    Un clásico del placer

    El original e inigualable vibrador de mano. Años de experiencia avalan su eficacia. ¿Lo prefieres para estimulación externa o mejor para conseguir placer mediante la penetración? Lo difícil es decidirse solo por uno.

    Proyectil directo a la satisfacción

    ¿Has oído hablar de la bala vibradora? Es un vibrador para estimulación exterior de zonas erógenas como los pezones, el clítoris o el perineo, pero de menor tamaño que uno convencional, lo que lo hace más cómodo de manejar y de transportar, para disfrutar en cualquier momento y en cualquier lugar.

    Para jugar en cualquier lugar

    Diviértete con un vibrador con mando a distancia, solo tienes que colocarlo en el lugar adecuado y presionar el botón de encendido en el control remoto, ¡y empieza a disfrutar!

    Porque el placer tiene muchas caras

    ¿Te atreves con los vibradores plug anales? Todo un descubrimiento. Si no experimentas en el sexo, ¿dónde lo vas a hacer? Y ahora que ya tienes toda la información necesaria para elegir el vibrador adecuado, ¿eres capaz de decidirte solo por uno?

  • Juguetes eróticos

    Juguetes eróticos

  • Bolas Chinas

    Bolas Chinas

    Aumentar el tono muscular del suelo pélvico es la clave para la prevención de prolapsos vaginales o problemas de incontinencia urinaria, también para mejorar las relaciones sexuales. Una buena forma de conseguirlo es utilizando bolas chinas, un dispositivo formado por dos bolas que las une un cordón para facilitar su extracción. Aunque también hay de una sola bola para principiantes, para adolescentes o casos específicos como el de personas con la matriz caída.

    ¿Para qué sirve las bolas chinas?

    Cada bola contiene dentro otra bola más pequeña, que con tus movimientos corporales (por ejemplo, al caminar), genera una vibración que golpea las paredes vaginales causando contracciones que tonifican los músculos del suelo pélvico.

    La función principal de las bolas china, como mencionamos, es fortalecer el suelo pélvico y evitar su deterioro. También se pueden utilizar como juguete sexual, aunque no son una herramienta que proporcione placer, al menos no placer sexual directo, pueden conseguir orgasmos más intentos durante la penetración vaginal debido a la mayor lubricación por el aumento del tono muscular.

    bolas-chinas-amazon

    ¿Cómo usar las bolas chinas?

    Es muy simple. Las bolas chinas colocan en el interior de la vagina de misma manera como te introduces un tampón. Empujando con tu dedo las bolas chinas hacia arriba y dejando el cordón de extracción fuera.

    Para hacerlo más cómodo, puedes usar una pequeña cantidad de lubricante a base de agua durante la inserción. Nunca a base de silicona ya que esto puede dañar su material. O puedes aprovechar tu propia lubricación natural.

    Humedece la primera bola con lubricante y la entrada vaginal, e introduce lentamente la primera bola, luego la segunda. Deben entrar perfectamente y quedar ajustadas arriba, como cuando utilizas un tampón. Te aconsejamos utilizar las bolas chinas estando en casa las primeras veces para experimentar la sensación y ganar confianza poco a poco.

    Lo importante es caminar y moverse con ellas. Las bolas chinas son eficaces cuando las bolitas del interior se mueven y vibran. Se recomienda aumentar gradualmente su tiempo de uso. Comienza poco a poco, 5 minutos por día, y aumenta progresivamente el tiempo hasta llegar a 20 o 30 minutos por día (no más de una hora).

    Para el almacenamiento y mantenimiento, es importante lavar con agua tibia y jabón antes y después de cada uso. Algunos fabricantes recomiendan limpiadores de juguetes que contienen biocidas y guárdalas en una bolsita de tela o su estuche.

    Beneficios de las bolas chinas

    El uso continuo de bolas chinas puede ayudar en gran medida a mejorar el tono muscular del suelo pélvico, aumentar la circulación sanguínea y mejorar la lubricación natural de la vagina. De esta forma, al seguir usándolas en el tiempo, mejorará significativamente la calidad de las relaciones sexuales.

    Como resultado, tendrás orgasmos más largos e intensos y recuperación de la sensibilidad sexual, que se pierde tras un parto largo o traumático con fórceps, episiotomía. Además, un suelo pélvico tonificado y fortalecido ayudará a prevenir la incontinencia urinario y reducir, en algunos casos, el riesgo de prolapso.

    Como tal, los músculos del suelo pélvico son muy agradecidos, y sus beneficios llegan rápidamente una vez que empezamos a ejercitarlos de manera continua. Si eres constante con la rutina y lo haces durante 15 a 30 minutos al día, deberías comenzar a notar sus beneficios en menos de un mes.

    • - Mayor tonificación de los músculos pélvicos
    • - Mayor control de los músculos vaginales (evitando pérdidas de orina)
    • - Incremento en la sensibilidad y placer durante tus relaciones sexuales
    • - Orgasmos más largos e intensos
    • - Mejora del estado de ánimo, especialmente durante la menopausia
    • - Aumento del deseo sexual
    • - Aumento de la lubricación natural de la vagina

    Te enseñamos como elegir las bolas chinas adecuadas

    En primer lugar, si estás pensando en comprar bolas chinas y te preguntas cuáles son las mejores, pues bien, son las que mejor se adapten a tu cuerpo y tus necesidades específicas.

    Diferentes tamaños de bolas chinas

    La medida normal más habitual ronda los 35 mm, pero existen tallas más pequeñas para quienes n han dado a luz o para que se sientan más cómodas. De todos modos, es importante que las bolas chinas permanezcan en su lugar y no se deslicen para que sus vibraciones se transmitan a las paredes vaginales.

    Las bolas chinas vienen en diferentes tamaños, desde unos 25 mm hasta unos 35 mm de diámetro. Estos tamaños están diseñados de acuerdo con las características de la vagina de la persona. No hay una regla exacta, pero si tienes menos de 30 años y no has tenido un parto vaginal, elige una bola china pequeña/mediana de unos 25-30 mm. Sí has tenido un parto vaginal, si tienes los músculos del suelo pélvico débiles y tienes más de 30 años, opta por una talla más grande, de unos 35 mm.

    ¿Cual es el peso ideal de las bolas chinas?

    Lo mejor es empezar con unas bolas chinas livianas que puedas mantener en la vagina sin problema. Si utilizas unas con demasiado se deslizarán y saldrán con facilidad provocando que te sientas frustrada y dejes el tratamiento. Comienza con un peso pequeño, alrededor de 20-30 gramos, y aumenta gradualmente el peso con el tiempo.

    Puedes invertir en un kit de varias bolas que se puedan combinar entre sí, lo que te permite comenzar con una bola más liviana e ir aumentando progresivamente. Por ejemplo, este juego de Bolas chinas Yoba Paris contiene 2 bolas de 32,2 gr y 1 bola de 20,3 gr.

    Número de bolas chinas en el juguete

    La efectividad de las bolas chinas no se logra colocando tantas como sea posible, sino intentando mantener al menos una dentro de la vagina para que sus vibraciones contraigan involuntariamente los músculos pélvicos.

    Una vez que se logra el tono muscular necesario para llevar la bola en su lugar, sin contraerla voluntariamente, puedes pasar a otra bola más pequeña y más pesada, o unir dos bolas y llevarlas al mismo tiempo.

    Diferentes materiales de las bolas chinas

    Las siliconas de grado médico o ABS/PC son muy utilizadas por sus propiedades hipoalergénicas ya que representan una buena garantía de higiene y no provocan irritaciones ni alteraciones dermatológicas. Trata de evitar materiales porosos que puedan albergar bacterias, como el plástico. Por la misma razón, ten cuidado que los materiales del cordón de extracción no sean de hilos.

    Bolas chinas para el suelo pélvico - Tipos de ejercicios para el suelo pélvico

    Si estás empezando a usarlas, o tienes los músculos del piso pélvico debilitados, es mejor iniciar haciendo ejercicios de Kegel para fortalecer el musculo pubococcígeo primero, luego prueba usando una bola de mayor tamaño y más liviana para evitar que se deslice hacia abajo. Es importante que reposiciones las bolas chinas a medida que se deslicen hacia abajo, porque recuerda, se trata de aumentar el tono muscular, no la abertura vaginal.

    Si tras dos semanas de usarlas no tienes dificultades para llevar las bolas chinas y no necesitas hacer fuerza para sostenerlas, puedes aumentar 10 minutos por semana. Para saber el límite de tiempo que puedes llevarlas puestas, consulta las instrucciones del fabricante, ya que algunas pueden ser de hasta una hora, mientras que otras son de hasta dos horas y media. Esto se debe a que las bolas chinas que hay en el mercado no son homogéneas, sino que varían en tamaño y peso. Una vez con las bolas chinas en su sitio, puedes optar por:

    Entrenar el tono muscular

    No debes usar conscientemente el suelo pélvico para hacer los ejercicios, sino que simplemente colocas las bolas chinas y sigues con tu vida normal, siempre y cuando te mantengas en movimiento. Puedes salir a caminar, a hacer las comprar, organizar y moverte en casa. Ese movimiento provoca contracciones involuntarias de nuestro suelo pélvico, mejorando su tono muscular.

    Entrenar la fuerza

    En este caso, los movimientos deberás hacerlos de forma voluntaria a través de los ejercicios de Kegel. Debes colocarte las bolas chinas, que, además, te ayudarán a ubicar los músculos del suelo pélvico y luego realizar los ejercicios: contraer y relajar el musculo.

    Puedes hacer contracciones lentas o rápidas: las contracciones lentas implican mantener los músculos contraídos durante 3 segundos y luego relajarlos durante el mismo tiempo o el doble (6 segundos). Las contracciones rápidas, por otro lado, implican contraer y relajar los músculos en intervalos (Contraes por 1 segundo y relajas por 1 segundo).

  • Despedidas o Fiestas

  • Columpios sexuales

    Esta demostrado que la monotonía sexual es el principal declive en las relaciones de pareja, incluso por encima de no tener con tanta frecuencia encuentros sexuales. Es por esto que tener una vida sexual y amorosa satisfactoria depende mucho de tu imaginación y la dedicación que se tiene en cada relación sexual.

    Para disfrutar al máximo de tus encuentros sexuales, te animamos a disfrutar y explorar de una forma divertida y diferente el mundo del sexo, utilizando uno de los juguetes sexuales más antiguos: el columpio sexual, también conocido como columpio erótico, columpio del placer, columpio del amor o columpio Sutra.

    columpio-sexual

    Para qué sirve el columpio sexual

    Un columpio sexual es un juguete que tiene diferentes arneses/correas ajustables para engancharlo en puertas o en el techo y mantener suspendido en el aire a uno o a los dos miembros de la pareja (depende de la postura a realizar en el acto sexual). Algunos también tienen correas en los tobillos, para facilitar aún más la penetración.

    Estos arneses son fáciles de poner y quitar y soportan hasta 160 kg, lo que permite que ambos puedan quedar suspendidos en el aire. Además, los ángulos de penetración que puedes llegar a conseguir en diferentes posturas son excepcionales.

    Tipos de columpios sexuales

    Estas son las opciones que puedes encontrar actualmente en el mercado:

    Si no tienes una buena estructura en el techo, quieres facilidad en la instalación, no quieres o no se te permite hacer instalaciones en tu hogar, este columpio es el más recomendado y una muy buena opción. Gracias a su sencilla instalación, simplemente colocas todos los arneses en la puerta y luego la cierras.

    Columpio colgante:

    Como este columpio es giratorio, hay que colgarlo del tech para tener una rotación de 360 grados. Para hacer esto, primero debes instalar unos soportes de acero en el techo y luego colgar el columpio de ahí.

    Columpio con soporte:

    Es el más sencillo de instalar porque cuenta con su propio soporte, solo lo pones en el piso y lo instalas con ayuda de las instrucciones, que viene muy detalladas y fáciles de entender.

    Como utilizar el columpio sexual

    ¡La seguridad va primero! Invierte el tiempo necesario para asegurar el columpio de manera adecuada y estable para evitar graves accidentes.

    Si compras un columpio de puerta:

    Por lo general, deberás colocar ambos extremos de las correas del columpio en la parte superior de la puerta, luego cerrar y asegurar la puerta. Habrá dos orificios al final de estas correas en las que podrás introducir las piernas hasta quedar suspendido en el aire. Sujétate de las correas que quedaron enganchadas en la puerta para que encuentres el ángulo perfecto (muchas de estas correas tienen manijas para más comodidad). Agárrate fuerte y disfruta.

    Cada columpio siempre trae instrucciones en el empaque. Te recomendamos seguirlas al pie de la letra para instalar tu columpio de forma correcta y como todo un profesional.

    Si deseas instalar un columpio de forma permanente:

    Primero debes verificar que el techo o paredes sean lo suficientemente fuertes para soportar el peso de ambos. Los techos de hormigón o las vigas de madera son ideales para su instalación. Los techos de yeso, por otro lado, definitivamente no son aptos para instalar un columpio sexual.

    Simplemente debes enganchar el columpio con argollas especiales al techo o pared y luego sentarte como en un columpio tradicional. Según el modelo del columpio, también puede tener correas para las piernas o los pies.

    Hay unas 20 posturas sexuales que puedes realizar con tu pareja, y aquí te comentamos las principales:

    Cunnilingus en lo alto:

    Para esta postura, siéntate en el columpio arqueando la espalda ligeramente hacia atrás y agarrándote de las correas con las manos, ¡¡¡y listo!!! Tu pareja debe arrodillarse en el suelo y brindarte el mejor sexo oral de la vida.

    Columpio en el aire:

    Esta posición del Kamasutra es mucho más fácil de lograr cuando usas un columpio sexual de techo. Para ello, debes colgar boca abajo en el columpio, asegurándote que la cintura y el pecho estén bien apoyados y cómodos, tu pareja se colocará por detrás y levantará tus piernas hacia su zona pélvica. Esta pose asegura una penetración profunda y una mayor satisfacción.

    Cara a cara:

    Esta es una de las posiciones sexuales más románticas donde tu pareja debe sentarse cómodamente en un columpio y, tu debes sentarte encima frente a frente con las piernas abiertas y abrazas a tu pareja. Esta posición brinda una penetración placentera, continua y suave.

    69 horizontal:

    Con el columpio sexual la postura del 69 se hace más increíble y se logra mucho más placer al realizarse sexo oral mutuamente. Para esta posición, uno debe colocarse en posición horizontal y boca arriba, mientras que la persona de pie se inclinará sobre su pareja. Ambos sujetándose con los brazos alrededor de la espalda.

    Misionero vertical:

    Las posturas que se practican de pie son sin duda de las más sensuales, pero, requieren de mucha fuerza para sostener a tu pareja en el aire. Esta es una de las grandes ventajas de tener un columpio sexual: esas posturas serán más fáciles de realizar. Para practicar el misionero vertical, debes sentarte cómodamente en el columpio, tu pareja debe estar de pie frente a ti sujetando tus caderas mientras te penetra

    El aterrizaje:

    Para esta postura, tu pareja debe recostarse de espaldas sobre el suelo, mientras que tú te sientas en el columpio y bajas para la penetración. Con el columpio puedes variar la altura a la que quedas del suelo según lo necesites.

    Pros y contras de tener un columpio sexual

    El columpio sexual tiene muchos beneficios:

    • Permite que la pareja desarrolle su creatividad y exploren nuevas formas de placer.
    •  Las parejas estables necesitan salirse del sexo cotidiano y un columpio sexual ayuda a dar vida a fantasías sexuales para no caer en la monotonía y el aburrimiento.
    • Fortalece la relación de la pareja aumentando la excitación, generando más placer y mayor satisfacción.
    • Favorece que algunas personas con discapacidades físicas puedan disfrutar en encuentros sexuales
    • Ofrece más posibilidades de practicar diferentes posturas sexuales e incluso las que tradicionalmente puede ser un poco más difíciles

    Dependiendo del tipo de columpio, encontrarás ciertas desventajas, tales como:

    Columpio sexual de techo: Te permite girar 360 grados y aumenta la posibilidad de realizar más y diversas posturas sexuales. La desventaja de este columpio es que requiere clavar y hacer perforaciones en el techo, lo cual puede ser mucho trabajo. Además, dado que está instalado de forma permanente, es imposible llevarlo contigo y disfrutarlo en todas partes.

    Columpio sexual de puerta: Es muy práctico y puedes llevarlo a cualquier lugar ya que no requiere instalación permanente, sin embargo, no son tan versátiles como los modelos para techo ya que no te permiten girar o inclinar para practicar poses más atrevidas.

Filtrar Por
Mostrando 1-16 of 153 artículo(s)

Menú