WhatsApp

Higiene durante el período menstrual

Publicado en21/05/2021 por

Higiene durante el período menstrual

 

En muchas sociedades del mundo, todavía existen estigmas y tabúes relacionados con la menstruación y la higiene menstrual. Esta situación y la indiferencia para hablar sobre este tema, limita la capacidad de las mujeres y las niñas para participar plena y equitativamente en la sociedad, debilitando su autoestima y afectando aspectos generales de sus vidas.

La menstruación afecta directamente la educación en las adolescentes. Según apreciaciones de UNICEF, solo la mitad de las mujeres tienen acceso a agua potable en la escuela. En muchas partes del mundo, la disponibilidad de instalaciones de salubridad está relacionada con el género, por ejemplo, en Túnez, solo el 20% de las escuelas ofrecen instalaciones sanitarias adecuadas para las niñas, mientras que solo el otro 80% para los niños.

En el mundo, por lo menos 500 millones de mujeres y niñas no tienen acceso a instalaciones adecuadas para manejar sus necesidades de higiene menstrual. 

Día mundial de la higiene menstrual

 

El 28 de mayo es el Día Mundial de la Higiene Menstrual, el propósito de celebrar este día es enfatizar la importancia de la higiene durante todo el ciclo menstrual, educando e informado y así, erradicar sus mitos y tabúes, y poder hablar de la menstruación de forma natural.

Esta iniciativa se inició con la ONG Wash United, para crear conciencia sobre los obstáculos que el ciclo menstrual plantea a determinadas mujeres en diferentes partes del mundo. Además, el 17% de las mujeres en el mundo no participan en actividades importantes, como ir a la escuela, debido a su período menstrual.

Debido a la falta de comprensión del proceso menstrual, las limitadas opciones disponibles para el manejo de la higiene menstrual, la falta de acceso a saneamiento y a sus productos menstruales, las adolescentes acaban dejando los estudios debido a la imposibilidad de obtener los recursos adecuados y por el temor a mancharse o ser señaladas. Al principio, dejan de asistir los días menstruales (4 a 5 días al mes), lo que provoca que se retrasen en los estudios, y que sus padres o familiares cuestionen la importancia y el costo de la educación, optando por dejar el estudio definitivamente.

Además, en muchas partes del mundo, la llegada de la menstruación se interpreta como una transición de “niña a mujer”. Lo que significa que está lista para casarse, tener relaciones sexuales y convertirse en madre. A veces, por la preocupación de quedar embarazadas sin casarse y para proteger la honra de su hija y su familia, muchas adolescentes son obligadas a casarse al poco tiempo de tener su primera menstruación.

La menstruación no debe ser impedimento para la educación de ninguna niña, ni representar que estás listas para casarse y tener hijos. Necesitamos proveer entornos seguros y saludables para ellas, para que su período menstrual no sea perjudicial para sí mismas, sino parte de su desarrollo. Por ello, es imprescindible concienciar sobre la importancia de la higiene menstrual en el hogar y la escuela, y facilitar la obtención de los productos necesarios.

 

Cuidados para la higiene durante la menstruación

 

La vulva y la vagina son áreas muy sensibles del cuerpo y tienen su propio sistema de limpieza, es decir, poseen una barrera microbiana para defenderse de forma natural contra virus, bacterias externas y hongos. Tener la zona íntima femenina saludable significa que el aseo personal debe ser moderado para no alterar el equilibrio de tu pH y la función depurativa de la flora vaginal.

Existen dos factores importantes a tener en cuenta:

Factores internos o biológicos: durante la vida, los cambios hormonales de la mujer afectarán directamente la producción de flujo o flora bacteriana vaginal.

Factores externos: algunos aspectos no están relacionados a la biología de la mujer, pero pueden alterar el equilibrio de la zona intima, por ejemplo, la ropa o los productos de aseo personal que utilizas.

 

Ser frecuentes en la higiene

 

En estos días, es necesario prestar más atención y limpiar la zona intima, pero no demasiado, porque esto afectará o eliminará la flora vaginal que te protege de infecciones. Por lo general, tomar un baño todos los días es suficiente, pero durante la menstruación, es necesario mejorar la higiene y hacerlo en ocasiones puntuales, como después de hacer ejercicio, del sexo, o después de un día intenso. Se recomienda darse una ducha antes de acostarte.

 

Elegir los productos adecuados

 

Dependiendo de la cantidad tu flujo menstrual, estilo de vida y/o diferente hora del día, puedes optar por utilizar productos de absorción interna o externa (toallas higiénicas o tampones), se recomienda elegir productos que sean hechos de algodón, porque, por ejemplo, ciertas toallas contienen materiales plásticos que pueden provocar alergias o, irritaciones y más sudoración.

No importa qué producto elijas, debes sentirte cómoda, pero es importante los cambios respectivos durante el día (en días con poco sangrado, debemos hacer cambios cada 4 o 5 horas. Si el sangrado es abundante, debes hacer antes). No beneficioso dejar un tampón por más de 6 horas y evita dormir con el puesto. Usar un tampón durante laxos de tiempos prolongados puede causar: síndrome de shock tóxico menstrual.

 

Recomendaciones para usar toallas higiénicas/compresas

- Busca tu tamaño ideal: los protectores diarios o las toallas muy finas y delgadas te sirven si eres de poco sangrando. Y las toallas de tamaño regular o las más gruesas para un sangrado muy abundante.

- Usa una nueva toalla antes de irte a dormir. Puedes utilizar las toallas nocturnas si tienes un flujo muy intenso y quieres dormir segura.

- Cámbiala en el tiempo correspondiente: cada 4 o 5 horas como máximo o antes si el sangrado es abundante.

- No las deseches por el WC: envuelve las toallas usadas en papel higiénico y tíralas a la basura. Nunca al inodoro porque puedes obstruirlo y contaminar el medio ambiente.

 

Recomendaciones para usar tampones

- Escoge el tamaño correcto, de acuerdo a tu cantidad flujo puedes escoger el nivel de absorción en los tampones: ya sea pequeño, regular y súper.

- Lávate las manos antes de colocártelo.

- Busca una posición cómoda para facilitar su inserción, puede ser en cuclillas, con una pierna levantada o sentada. Cómo te resulte más sencillo.

- Empuja el tampón dentro de la vagina con ayuda del aplicador o con el dedo. Asegúrate de empujarlo hasta arriba para que no te incomode al caminar o sentarte.

- Cámbialo cada 3-4 horas. No lo dejes por más de 6 horas ni duermas con él. Ten en cuenta que, si el tampón permanece en la vagina durante mucho tiempo, puede ocasionar “síndrome de shock tóxico”.

- No los deseches por el WC: envuelve los tampones usados en papel higiénico y tíralos en la basura. Nunca al inodoro porque puedes obstruirlo y contaminan el medio ambiente.

 

También puedes optar por utilizar una copa menstrual, que es un dispositivo de silicona (para uso médico, sin látex e hipoalergénico), debido a su forma de copa se adapta fácilmente a la anatomía de nuestra vagina para almacenar la sangre menstrual. Puedes reutilizarla cada mes hasta por 10 años, lo que la convierte en una opción más económica y beneficiosa a largo plazo.

Las copas menstruales son la alternativa más ecológica y económica a los tampones y compresas, más saludable y al mismo tiempo más respetuosa con el medio ambiente. Ofrece protección hasta 12 horas.

 

Usar una copa menstrual

 

La principal característica que debes tener en cuenta es tu edad y si has tenido o no un parto vaginal. Es decir, si tienes menos de 30 años y nunca has tenido un parto vaginal, tu talla es S. Pero, si eres mayor 30 años o has tenido un parto vaginal, eres talla L.

Esto significa que incluso si sangras mucho, todavía seguirás siendo talla s, solo que deberás cambiar la copa menstrual con más frecuencia.

USAR-COPA-MENSTRUAL

Recomendaciones para usar la copa menstrual

- Si es la primera vez que usas una copa menstrual, te recomendamos que practiques usándola antes de comenzar tu período menstrual.

- Para saber con qué frecuencia retirarla, cambia la copa cada 4 horas, y según tu flujo menstrual diario acumulado, sabrás cuántas horas debes usarla. ¡Nunca lo use por más de 12 horas!

- Las primeras veces puedes intentar hacer todo el proceso en la ducha para tener más confianza y asegurarte que no derrames nada en el suelo. Luego límpiala y vuelve a colocártela.

- Puedes usar toallas higiénicas para una extra protección y no tener que preocuparte por el derrame, hasta que se sientas totalmente cómoda y segura con la copa menstrual.

- Si sientes que el tallo te incomoda y no te acostumbras, puede recortarlo un poco. Pero, córtalo antes de colocarte la copa

- Puede utilizar agua o lubricantes a base de agua para hacer más sencillo el proceso de inserción.

- Si te estás fuera de casa y no puedas lavarla, solo vacía la copa y vuelve a colocártela hasta que llegues a un lugar más cómodo donde puedas hacerlo.

 

Otros cuidados

 

Hay otros factores que debes aplicar para cuidar de tu higiene y de tu salud menstrual:

 

- No utilizar jabones, geles de ducha o productos perfumados, porque pueden afectar y resecar la mucosa vaginal (tu capa protectora) y alterar el equilibrio del pH.

- A menos que el médico te recomiende, no te realices duchas vaginales en ningún momento, solo limpia alrededor de la vulva. Recuerda, la vagina tiene su propio sistema de limpieza.

- Cambia las toallas higiénicas o los tampones de 4 a 5 veces al día, o con más frecuencia cuando el sangrado menstrual sea más intenso (es decir, los dos primeros días de la menstruación).

- Evita usar ropa interior ajustada o sintética durante el período menstrual. El algodón y las fibras naturales son más cómodas y permiten que la zona respire.

- Cambia la ropa interior después de bañarte o hacer ejercicio para evitar que el sudor intensifique el olor menstrual.

- Asegúrate de seguir con tu método anticonceptivo y recuerda usar condón, es importante protegerte durante las relaciones sexuales y más estando en tu período menstrual, para evitar enfermedades transmitidas por medio de la sangre.

- Al entrar al baño, límpiate de adelante hacia atrás para evitar propagar bacterias dañinas a la vagina.

 

Fomentemos el cuidado de la higiene menstrual, iniciemos conversaciones saludables en nuestra comunidad para cuidar el crecimiento de los niños y adolescentes, y evitar caer en el desconocimiento. Donde impulsemos el desarrollo de niñas más fuertes y seguras de sí mismas, motivándolas a disfrutar de su sexualidad, enseñándoles a cuidar su salud y respetar su cuerpo.

Productos relacionados
Artículos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario

Menú

Inicia sesión primero.

Registrarse