WhatsApp

¿De dónde sale el squirt?

Publicado en28/05/2021 por

¿De dónde sale el squirt?

 

Cuando se trata de los fluidos que las mujeres pueden expulsar durante las relaciones sexuales, existe una diferencia entre la orina, el squirt y la eyaculación femenina.

En el caso de la orina, el debilitamiento del suelo pélvico provocará la expulsión de este líquido, provocando una fuga de orina.

Por otro lado, el squirt es ese líquido que a veces vemos en las películas para adultos, cuando actrices expulsan un chorro abundante. Su ingrediente principal es orina diluida.

Por último, la eyaculación femenina es diferente al squirt, y su cantidad es diferente en una mujer a otra. Pueden ser pequeñas gotas, poco o abundante fluido.

Para comprender mejor el squirting y la eyaculación femenina, debemos comprender qué es un orgasmo.

“El orgasmo es un fenómeno cerebral (un momento de desconexión y máximo placer) y un componente fisiológico (la suma de una serie de contracciones involuntarias), la duración es de 15 a 20 segundos”, es como los explican los sexólogos. Dependiendo de la intensidad del orgasmo, se secretan diferentes fluidos.

La eyaculación femenina es un líquido blanco y denso, parecido al semen, que es más probable que ocurra durante el orgasmo, mientras que el squirt consiste en orina diluida, que se produce con mayor regularidad en menos mujeres.

La eyaculación se produce por el orgasmo, pero también puede producirse comprimiendo los músculos pélvicos, durante el parto o cuando las glándulas de Skene están llenas. Por su parte, el squirting solo se produce por una máxima estimulación.

Finalmente, cabe aclarar que, las mujeres pueden llegar al orgasmo sin que haya eyaculación o ‘squirt’: a eso se le llama orgasmo seco.

 

¿Qué es el squirting?

 

Squirt es una palabra anglosajona, traducida como "chorrear". El verbo "to squirt" significa "echar un chorro". El squirt es un líquido transparente e inodoro compuesto de urea y otros componentes similares a la orina que sale de la vejiga y se excreta a través de la uretra cuando el punto G es correctamente estimulado. Es por eso que muchas mujeres que experimentan este fenómeno afirman sentir como si estuvieran orinando.

Como explicamos anteriormente, tener un squirt no es sinónimo de eyaculación femenina. La eyaculación es una secreción blanquecina, mucho más densa, y rara vez se expulsa como un chorro a presión de nuestra vagina, además se ve cubierta por la propia lubricación. No tiene relación alguna con el orgasmo. Por lo tanto, olvida lo que te ha mostrado la pornografía: "Squirting" no es el equivalente a la eyaculación masculina, como a algunos hombres les gusta pensar que sí.

No todas las mujeres pueden hacerlo. El cuerpo de cada persona es diferente y cada mujer experimenta la estimulación sexual de una manera diferente. Además, como han dicho los sexólogos, los factores que influyen en squirting no son los mismos para todas. Para que este momento suceda, todo depende de las glándulas de Skene, lo que en la mujer actúa como la próstata en los hombres, que es la responsable de la eyaculación de la mujer, en este caso el líquido del squirt. No todas estas glándulas tienen la misma susceptibilidad para lograr este objetivo: cuando son más pequeñas, hay menos probabilidades.

 

¿Cómo hacer squirt?

 

Lo primero que hay que recordar es que todas las mujeres son capaces de lograrlo, aunque no todas siempre lo consigan. Básicamente, para el squirting se necesitan las mismas habilidades que en cualquier relación sexual de calidad: saber dónde tocar, generar una alta excitación y mantenerse relajadas. Además, como lo mencionamos anteriormente, no te obsesiones en conseguirlo, porque al igual que con el orgasmo: obsesionarse y pensar demasiado ello mientras haces las cosas, puede hacer que tu mente bloquee tu cuerpo.

Los juegos preliminares, las caricias y excitar son los primeros pasos para continuar con la estimulación genital. Aunque se puede experimentar el squirt a través de la penetración, es más fácil llegar a ello estimulando el punto G y el clítoris manualmente o en combinación con juguetes diseñados para tal fin.

 

Consejos para lograr un squirt

 

La estimulación del punto "G" es el método para lograr el squirting. La ubicación de esta zona erógena femenina puede variar de un cuerpo a otro. Si aún no sabes dónde está el punto "G", puedes encontrarlo siguiendo los pasos a continuación:

- Lo primero que se necesita para encontrar tu punto "G" es la excitación. Con estás excitada el el punto "G" se inflama y será más fácil de localizar.

- El punto "G" se encuentra a unos 4 cm del orificio vaginal, en la parte superior de la pared frontal de la vagina.

- Para encontrar el punto "G" introduce tu dedo índice y el del medio en la vagina con la palma de la mano hacia arriba. Debes arquear los dedos hacia arriba y apoyarte en la parte superior del orificio vaginal como si quisieras alcanzar el ombligo.

LOCALIZA-EL-PUNTO-G

 

- Cuando sientas una zona más esponjosa del tejido vaginal que sobresale sobre el resto, habrás encontrado el punto G. Además, cuando lo toques sentirás como aumenta la excitación. Los dedos deben formar un gancho y moverlos gradualmente haciendo la señal de “ven” (cuando tratamos de decirle a alguien que se acerque), o mediante rotaciones y presionando la pared vaginal. 

MOVIMIENTO-VEN-GANCHO

 

La forma más eficaz para conseguir nuestro objetivo es estimular el clítoris y el punto G al mismo tiempo.

- Si quieres provocar un squirt a tu pareja puedes lograrlo utilizando varios métodos a través del sexo oral o el coito. Durante el sexo oral, usa la lengua o los dedos para estimular el clítoris, realiza movimientos circulares con diferentes presiones y velocidades, e introduce uno o ambos dedos en la vagina, utilizando tu otra mano, para estimular el punto G.

- Durante el coito, hay varias posiciones donde el pene puede estimular el punto G de forma completa y continua, como la postura El perrito o La Vaquera, mientras se encuentren haciéndola, cualquiera de los dos puede utilizar sus dedos para estimular el clítoris.

POSTURA-EL-PERRITO

 

Por último, te aconsejamos ir probando y jugando con tu punto "G" para saber qué movimientos te provocan la mayor excitación. Conocer tu cuerpo es esencial a la hora de mantener relaciones sexuales con tu pareja o de darte placer a ti misma. Esto te permitirá conocer tus zonas más sensibles y erógenas, y así podrás guiar a tu pareja en lo que disfrutas más. Es importante lubricar la zona íntima antes y durante la estimulación para brindar bienestar, relajación, y aumentar el placer y la sensibilidad.

Además, recuerda que puedes jugar y experimentar con juguetes sexuales. Son el complemento perfecto probar nuevas sensaciones sola o con tu pareja. En el mercado encontrarás vibradores especializados para estimular el punto G y/o un succionadores de clítoris.

Satisfyer Pro Penguin Next Generation, es un succionador que estimula el clítoris con ondas vibratorias y de presión. Puede utilizarse durante la penetración, en posturas donde estés con las piernas algo abiertas para que te permita jugar con él.

Consíguelo aquí en MASCONDON

Splendor conejito vibrador, es un juguete que crea una estimulación simultanea masajeando tanto el clítoris como el punto G. Unas fuertes vibraciones que te llevarán al clímax en pocos minutos y te harán disfrutar como nunca a solas o en pareja.

Consíguelo aquí en MASCONDON

Productos relacionados
Artículos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario

Menú

Inicia sesión primero.

Registrarse