WhatsApp

10 propósitos infalibles para un 2022 de escándalo

por

10 propósitos infalibles para un 2022 de escándalo

 

Se acerca el 2022 y llego el momento en el que hacemos una lista de propósitos para el nuevo año y para mejorar nuestra vida de diferentes aspectos: familiar, laboral, económica o personal, pero nos olvidamos de ponernos metas en nuestra vida sexual, uno de los aspectos importantes de todos.

Tu estado de vida sexual afecta directamente otros aspectos de nuestra vida diaria. Por lo tanto, al incluir la sexualidad a tus propósitos de Año Nuevo, estás proyectando mejorar tu vida en general. Y se ha demostrado que la sexualidad es un factor importante en el bienestar, en pocas palabras: una vida sexual completa es sinónimo de más felicidad.

Es genial establecerte metas, sobre todo si vas lográndolas poco a poco, pero para conseguirlas hay que empezar por el primer paso, que es saber qué quieres mejorar. Tener pequeños propósitos, pero realistas, relacionados con tu sexualidad te ayudará a comprometerte a realizar ese cambio y a mejorar lo que tanto deseas.

La sexualidad es una parte esencial de nuestra vida, y saber manejarla correctamente es fundamental. Además, el erotismo, como el amor, la comunicación y el respeto forman parte de los cuatro pilares básicos de la armonía y la felicidad, especialmente si tienes pareja y vives con ella.

 

1. Haz actividad física

 

Si hay un clásico entre los propósitos de Año Nuevo, es comenzar el gym y querer mantenerse en forma. El ejercicio favorece la circulación sanguínea y optimiza el funcionamiento del sistema nervioso, lo cual ayuda a prevenir y/o revertir los problemas de disfunción eréctil y a mejorar la eyaculación precoz, especialmente si se realizan ejercicios específicos como los de Kegel, para trabajar el suelo pélvico.

Por otro lado, la actividad física te ayuda mejorar tu autoestima y a sentirte mejor contigo mismo, lo que sin duda te dará más confianza en la cama, para convertirte en un mejor amante.

 

2. Controla mejor el estrés

 

En el mundo en el que vivimos, llevar la vida sin estrés parece ser un desafío. Lo importante no es no sentirlo, sino saber manejarlo. Para ello, el sexo es el mejor antídoto, especialmente si se practica de manera frecuente: reduce la liberación del cortisol (la hormona del estrés), aumenta la formación de nuevas neuronas y reduce significativamente el nivel de ansiedad. Después del clímax, el orgasmo hace que el cuerpo y la mente se relajen. En lo que respecta a los hombres, si tienen relaciones sexuales por la noche, liberarán endorfinas y serotonina, que inducen la relajación y el sueño.

 

3. Lee más

 

La literatura erótica es una de las formas menos utilizadas, pero más efectivas de aumentar el deseo sexual. La lectura puede estimular nuestra imaginación, y la imaginación da paso a despertar y aumentar el deseo sexual a través de la recreación de situaciones eróticas, permitiéndonos realizar nuestras fantasías sexuales. Además, la literatura erótica puede ampliar tus horizontes y erotizar la mente, porque te ayuda a entender que el erotismo trasciende el contacto sexual, y te hace a estar más dispuesto y a tener más deseo en los encuentros sexuales.

 

4. Aprende algo nuevo

 

Este propósito parece amplio, pero puede ser el más fácil de lograr. Es importante mirar hacia atrás al año que está por terminar, para resumir lo que hemos logrado y lo que aún no hemos aprendido. Por ejemplo, aprender a realizar masajes eróticos

Los masajes eróticos son una experiencia para todos los sentidos. La clave es realizarlo en las partes del cuerpo que tienen más conexiones y terminaciones nerviosas, como las palmas de las manos, los pies, las orejas y el cuello. Masajea con crema, aceite o velas, que tengan un delicioso aroma. Pon unas gotas en el cuero de tu pareja y dale una sesión erótica de masaje que nunca olvidará.

 

5. Presta más atención a tu salud

 

La sexualidad es una parte básica de nuestra vida, por lo que debemos mantener una salud sexual saludable. Lo fundamental es ser conscientes de que una higiene intimida adecuada y el uso de anticonceptivos son esenciales para lograr este objetivo.

Además de ayudarnos a evitar infecciones genitales u otros problemas, la higiene de nuestro cuerpo es fundamental para mantener el equilibrio del mismo y tener la confianza para relacionarnos con otras personas, así como para lucir presentables y atractivos.

La mejor forma de prevenir las enfermedades de transmisión sexual es con el uso de preservativos. Podemos encontrar todo tipo de condones en el mercado, existen alternativas para todos los gustos, y nunca mejor dicho, ya que hay de diferentes sabores, colores, texturas y formas.

Los exámenes médicos regulares también son importantes: prueba de ETS, citologías, evaluación que incluya próstata, etc.

 

6. Dedica más tiempo para ti mismo

 

Para cambiar y mejorar tu vida sexual, el primer y mejor consejo que podemos darte es: empieza por ti mismo, incluso si estás en una relación. Así que, si no ha explorado cada rincón de tu cuerpo y tus deseos a través de la masturbación, te proponemos que ese objetivo para el próximo año: tocarte, prueba diferentes formas de masturbarse, explorar tus zonas erógenas y crea tu propio mapa de placer.

Además de ser muy empoderador y ayudarte a mejorar tu imagen corporal, también puedes aprender sobre lo que te gusta y no te gusta hacer en el sexo. Si decide tener relaciones sexuales con alguien, puedes hacerle saber lo que quieres y lo que no.

La masturbación mutua (masturbarte con tu pareja) puede ser una forma segura de tener relaciones sexuales, dejando que la otra persona sepa qué te hace sentir bien y descubriendo nuevos puntos erógenos entre los dos. Si compartes un juguete sexual, lávalo antes de utilizar y usa un preservativo para el juguete. Si se tocan los genitales entre ambos, lávense las manos antes de tocarse los propios genitales.

 

7. Atrévete a nuevas cosas

 

La vida sexual debería ser similar a nuestra etapa infantil de experimentación permanente, esa etapa en la que vamos reduciendo poco a poco la lista de experiencias desconocidas.

Todos, dependiendo de nuestra personalidad sexual, tenemos algo que queremos probar, pero no nos atrevemos a intentarlo. Ahora es el momento de hacerlo.

¿Qué tal explorar el BDMS? Consiste en atar a un miembro de la pareja con cuerdas, cintas, vendas, esposas o cualquier otro tipo de elemento que permita inmovilizarle. Todo lo que queda es dejar volar la imaginación y hacer realidad las fantasías eróticas de ambos, bajo roles de sumisión y dominación. Si aún no lo has probado, anímate a ello. Si lo ha probado más de una vez, experimenta en un lugar nuevo o con elementos diferentes. Eso sí, recuerda que todo debe ser consensuado con anterioridad.

 

8. Mejora tu comunicación

 

La mala o falta comunicación entre pareja puede ser una de las razones por las que nuestra vida sexual no va como se esperaba. El intercambio de ideas, inquietudes y deseos es una de las características de una relación plena, ya sea dentro o fuera de la cama. Lo que pasa es que no siempre nos atrevemos a expresar nuestros deseos eróticos con claridad y tacto en el momento adecuado.

Es importante comprender que el sexo es dar y recibir. Debemos conocer a nuestra y tratar de satisfacer sus necesidades.

 

9. Salir de tu zona de confort

 

Si eres de esas personas que quieren controlarlo todo y nunca dejar que la otra persona tome la iniciativa, ahora es el momento de soltarte. Libera tu pasión, olvídate de tener el control, déjate sorprender y disfruta del sexo como nunca antes.

Las pequeñas cosas pueden marcar la diferencia. No es necesario que llegues con un látigo y una máscara látex, solo explorar nuevas posiciones sexuales es suficiente para deshacerse de la rutina.

¿Como llevas tener encuentros imprevistos? Un encuentro sexual improvisado, un “rapidito” puede traer excitación y nuevas emociones al sexo rutinario, porque implica improvisar, dejándote solo llevar por la pasión y el erotismo del momento. Así que fluye y recuerda, este tipo de sexo funciona mejor si no hay un plan.

 

10. Rompe tabúes

 

Aún existen dudas sobre el sexo y tabúes que seguimos sin derrumbar. Nos cuesta hablar de juguetes sexuales, fantasías eróticas, masturbación... Hablar sobre el placer personal no debe avergonzarnos, al contrario, es una forma de explorar, disfrutar del sexo plenamente y descubrir todos los beneficios que nos aporta para la salud en general.

Rompe con los prejuicios o tabúes e inicia el año con una mente abierta, muchos orgasmos, salud y abundancia.

También te puede interesar...
Artículos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario

Menú